Blog - Artículos de interés

Educación técnico-productiva: una alternativa contra la pobreza


1 1 1 1 1 Rating 4.00 (1 Vote)

Existen problemas estructurales en nuestro sistema educativo, que van desde la gestión de la misma hasta su infraestructura, los cuales limitan el éxito académico.

De acuerdo con estimaciones del Ministerio de Educación, la brecha educativa –que engloba la infraestructura, la renovación del mobiliario y la extensión de la jornada estudiantil– se encontraría alrededor de los S/. 60,000 millones, lo que indica que las instituciones educativas no ofrecen ni los contenidos ni los ambientes adecuados para que el alumnado pueda culminar la escuela con herramientas que le permitan cursar estudios posteriores con éxito. Esto deja en una gran desventaja a nuestros niños y jóvenes, próximos aspirantes al mercado laboral, y la situación se agudiza aún más en aquellos que pertenecen a familias pobres.

En ese aspecto, varios estudios[1] señalan que la pobreza, como limitante presupuestario al acceso de la educación superior (por los costos que la misma implica), solo explica parcialmente el desarrollo académico y laboral del niño o adolescente. Tanto o más importantes son las características de la familia derivadas de la situación de pobreza. Por ejemplo, las preferencias por la educación del hijo frente a las urgencias que sufre la familia, ya que el tiempo invertido en los estudios es percibido como un costo, debido a que el mismo podría ser empleado por el joven en generar ingresos para el hogar. Asimismo, el nivel de educación de los padres de familia es un factor determinante en el desarrollo de habilidades cognitivas en el estudiante y un motor de motivación para seguir estudios postsecundarios, entre otros.

Pese a que el Gobierno ha realizado esfuerzos para que un porcentaje de los adolescentes y jóvenes de familias pobres pueda recibir educación superior (Beca 18), a partir de lo expuesto anteriormente, el lector puede caer en la cuenta de que la gran mayoría de los jóvenes peruanos tienen pocas opciones de alcanzar, y concluir exitosamente, este nivel de educación. ¿Qué posibilidad tienen estos jóvenes y adolescentes? La educación técnico-productiva es una alternativa para ellos.

Tomado de: www.semanariocomexperu.wordpress.com


Autor: Semanario COMEXPERU
COMEXPERU